biosnap

Soft Punk

Posted in Cotidiano, Dinamarca by biosnap on julio 31, 2009

Para el que guste de ese tema, conseguir un verdadero Punketo antisistema en estos países puede ser muy frustrante.  Dado que todo está resuelto, según como yo lo veo, el punk viene a ser como una moda de pasarela o mercancía musical para llenar los oidos. El punto viene por esta imagen que capté en el parque alrededor de Kastellet en Copenhague o Købehavn como dicen los daneses, y que para mayor desgracia de los manifestantes no ha sido borrado, como diciendo “déjenlos que se expresen”… entonces la protesta se hace inocua por obvias razones. La capté porque un graffiti con un “Fuck the Cops” es una rareza al menos por donde he colocado la vista todo este tiempo aquí.

No soy experta en el tema, es más soy ignorante total en el tema, pero me atrevo con el desacaro que da la ignorancia a afirmar que lo más punketo que hay actualmente quizás en el mundo, es la banda cubana Porno para Ricardo cuyos integrantes han pasado varias temporadas en la cárcel, ustedes podrán imaginarse el tono de la banda en cuestión y la experiencia de las cárceles cubanas. Siempre salen de la cárcel por la presión de los medios internacionales. La música de la banda  es normal, o muy mala, pero la actitud y las letras temerarias dado el contexto en el que viven, crean una imagen que es incluso más cruda y dura que la que dió origen al punk británico.

Fuckthecops_CPH_Julio 2009

Con esa referencia en mente se me hace muy simpático ver a los punketos aquí, los pocos que hay, ataviados como lo dictan las normas de etiqueta sex pistols esperando pacientemente a que cambie la luz del semáforo con la calle vacía, o descubrirlos en estado contemplativo esperando su hamburguesa en Burguer King o su Hot Dog en el kiosco de toda la vida en total calma, con su igual calmada y legal bici al lado. No hay un gobierno opresor contra quien luchar, no hay una economía que impulse críticas inflamadas, no hay una cultura religiosa que reprima a la gente, no hay regionalismos exaltados, tampoco hay malandraje del cual cuidarse para hacerse el duro, incluso la monarquía danesa que es el punto fuerte de rebeldía juvenil en el país es la más liberal de europa.

Los chicos problemáticos la tienen difícil pues hay todo un sistema social super libre que a fin de cuentas permite que experimentes lo que quieras hasta los 23 años cuando ya  estás en edad de salir de la Universidad y una vez llegado a este punto y cansado ya de tanta libertad hasta el más rebelde decide cortarse el pelo y apuntarse a un trabajo de oficina . Si no quedó conforme siempre queda el recurso de volverse hippie pero no punketo, e irse a Christiania (Ciudad hippie dentro de Copenhague con cierta autonomía y convenciones sociales independientes de Copenhague) en donde se puede prolongar esa existencia sin convencionalismos.

Al final del día los chicos Punk se convencen y respetan las normas pues es la única garantía para mantener este frágil pero eficiente engranaje llamado Dinamarca en funcionamiento, que  en definitiva les permite paradójicamente se libres de seleccionar el tipo de vida que quieren llevar, sin molestar a los demás en las suyas.

Salvo algún borracho radical y algún islámico incomprendido, los antisistema se las ven complicadas, pero hay mas temas a partir de aquí como los góticos, los neo-nazi, los emo, los groenlandeses, los hip-hoperos, los extranjeros y otros grupos de culto que quizás se crucen en mi camino para un nuevo post.

Viajan con su mamá

Posted in Uncategorized by biosnap on julio 31, 2009

En los trenes, los dejan. Supongo que es una de esas convenciones adultas que tienen aquí “eres responsable de lo que haga tu mascota” y no es concebible que hagas pasar malos ratos a los demás, debes tomar las medidas mínimas para viajar con él. Esta semana pasada que Bretón estuvo quebrantadito allá en Venezuela y que afortunadamente mejoró, me pareció una gran coincidencia viajar junto  a un par de sus colegas caninos en dirección a la ciudad de Århus el domingo pasado.

vijo con mami1

Los dueños van con toda clase de accesorios de diseño práctico y eficiente para hacer confortable el viaje del bebé en cuestión. Los policías y personal del tren, juegan con las mascotitas viajeras para que estén relajadas con su presencia y su olor.

viajo con mami2

En las playas los perros también disfrutan de la compañía de sus amos y en algunos abastos o tiendas es común verlos de compras con su mami. Tal parece que podrán tener fama de fríos en el trato y relación social pero al menos los daneses les gusta tener mascotas y establecer fuertes lazos de cariño con ellas.

molly

Para los fieles peludos es igual,con tal estén con mami todo el tiempo. Quizás el mayor conflicto para los más jóvenes es no poder jugar libremente dentro del tren como Molly que cuenta los minutos para llegar a casa y correr y jugar con su pelotica en el parque.

Oxgam : Makeba on my mind

Posted in Uncategorized by biosnap on julio 31, 2009

Desde que escuché esta canción hace un par de días no puede dejar de tararearla… además la interpretación de Miriam Makeba es magnética, es verla y querer moverse como ella… me hace recordar a Celia Cruz por el paralelismo histórico como iconos de sus continentes ambas tienen ese poder de encantar a cualquier persona aunque no entiendas ni jota de lo que dicen…

Trato hecho

Posted in Aalborg, Cotidiano by biosnap on julio 30, 2009

Tengo una ahijada muy bella en Venezuela. Me envía una carta primorosamente decorada en donde me propone un trato.

No tengo hijos así que no soy quién para hablar de cómo son los niños,  pero lo que sí es un hecho conocido y es bueno de los niños es que la honestidad es la moneda de cambio, no hay cartas escondidas ni segundas lecturas, ni tampoco excusas que valgan, son como el rock o el punk, verdad pura y dura. Al menos es así hasta que empiezan a crecer y aprenden de nosotros los adultos otras maneras de hacer tratos.

Es por eso que apenas leí la carta fui de inmediato y sin retraso a cumplir con mi parte del acuerdo tal y como lo solicitó mi ahijada. Creo que he cumplido lo mejor que he podido por razones de tiempo pues finalmente pude leer su carta con pocas horas para reaccionar. En todo caso, como su encomienda llegará en un par de días y para que no esté impaciente, que sepa que el Trato esta hecho.

Que Dios la Bendiga y que la adoro siempre. Su Madrina en Dinamarca

carta de mi ahijada

Post Fugaz 11: Semana inolvidable

Posted in Aalborg, Cotidiano, Dinamarca, Europa, Música, Venezuela by biosnap on julio 29, 2009

aarhus2 copia

“De donde yo vengo se canta sabroso,

De donde yo vengo se canta sabroso,

Cantamos con gusto a todo lo hermoso,

Yo vengo de lejos, vengo de Carora

Donde baila el viento y canta  la aurora

Donde baila el viento y canta la aurora…”

Version de  A Trío, conciertos en Dinamarca Julio 2009

A Trío :

Manuel RojasHenry LinárezAgelvis Sánchez.

Arte, Ambiente y Tecnología

Posted in Arte, Cotidiano, Música, Mediático by biosnap on julio 23, 2009
Tagged with: , ,

Torrecillas – San Alban – Copenhague

Posted in Uncategorized by biosnap on julio 22, 2009

San Alban

Impulsos

Posted in Aalborg, Cotidiano, Dibujos by biosnap on julio 22, 2009

Fui a comprarme un pantalón y una franela y regresé con esto…

compra

Algún uso habrá que darle ahora, verdad…?

Tagged with:

Venezuelanske Musik

Posted in Aalborg, Dinamarca, Europa, Música by biosnap on julio 22, 2009

Lo lograron, no sólo porque estuvieron en muchas ciudades de Austria, Alemania y República Checa sino porque estarán en Julio en Dinamarca no en 1 ni 2  sino 4 conciertos!!! Århus 26, Ålborg27, Blokhus 28 y Copenhague 29.

En Copenhague lo harán en lo que llaman la Torre Redonda o Rundentårn, cuya atracción principal es una torre redonda con una rampa interna que sube hasta un pequeño telescopio. Estamos felíces por A TRÍO.

atriodansk

Picture1

Tagged with: ,

Locos por el Sol (V): Baywatch danés

Posted in Danés, Dinamarca, Europa by biosnap on julio 22, 2009

Blokhus, playa a 30 min de Aalborg, ver más en post anterior

A esta imagen…

blokhus jul09

… solo puede completarla esta imagen

legoman

Tagged with:

P.A.N.

Posted in Aalborg, Cotidiano, Venezuela by biosnap on julio 22, 2009

Siempre hay algún comentario que dispara la pregunta, que cómo son las arepas, que a qué sabe la harina de maíz, que si son como las gorditas mexicanas, que si les echamos levadura… Yo experta en arepas no soy, pero a lo hecho pecho. Arepas fritas, horneadas, con perico, pollo mechado, jamon y queso del que conseguí que no es blanco duro. Se ven amarillas pues conseguí un colorantico y para que se vieran más atractivas pues era la primera vez que comían una. Los invitados trajeron vino, postre, ensaladas y hambre pues me tardé mucho.

arepas

En la foto momentos de la cena y los representantes de: España, Zimbague, Alemania, Turquía y Venezuela.

Playa Azul

Posted in Uncategorized by biosnap on julio 22, 2009

Los Amigos Invisibles.

Hallazgos

Posted in Aalborg, Cotidiano, Venezuela by biosnap on julio 22, 2009

Supongo que lo que mueve a los arqueólogos es la sorpresita esa que se siente cuando descubres algo que era improbable pero en el fondo tenías la corazonada inexplicable y que se descubre para tí, el encuentro por carambola de algo.

Ese billete olvidado que consigues en la vieja chaqueta, aquel archivo que pensabas borrado, el caramelo en el fondo de un bolso, etc…

Mi hallazgo en ningún modo es relevante para la ciencia, pero me sirve para reinvindicarme y dar unas gracias tardías.

En el frenesí de la entrega de mitad de semestre recibí un sobre de  Venezuela con ciertos documentos que necesitaba. Estos documentos no fueron utilizados hasta Julio. En aquel entonces abrí el sobre saqué los documentos rápidamente. Extrañé alguna otra nota personal de mi mamá. Ella suele escribir muy bien, es su arma de comunicación más potente y nada más literario que una carta puño y letra enviada a un ser querido en la distancia, aunque el chat esté allí.

Sin darle mayor importancia seguí con mis asuntos y como deben imaginarse ya, sí había una tarjeta que se había quedado atascada dentro del sobre y que nunca ví hasta hace unos días cuando utilicé los documentos.

Gracias Mamá

tarjeta mamá abril

Qué hubiese pasado si…

Posted in Música, Mediático by biosnap on julio 22, 2009

young_michael_02Life.com

Young Michael

Tagged with:

Locos por el sol (IV): Encuentros cercanos con la playa

Posted in Cotidiano, Danés, Venezuela by biosnap on julio 22, 2009

Quizás Dinamarca o España siendo penínsulas bordeadas con costas de arena más o menos cómodas en el verano, me ayuden a reconciliarme con la playa. Parece una locura o un mensaje de consolación, pero lo explico.

BLOKHUS JUL 2009

Estamos claros que uno de los males que sufren los Venezolanos que emigran es el de prescindir de las bondades del caribe mar, nada como una tarde en una playa venezolana a cálidas temperaturas. Sin embargo esta visión idílica, al menos en mi caso nunca fue completa, digamos que es un poco relativa. Si bien es cierto que nuestras playas compiten con las mejores del Caribe, también es cierto que para muchos ir a esas playas ultimamente se había convertido en un lujo y para otros las playas baratas no son una experiencia 100% felíz o saludable. No se precipiten si piensan que ya viene esta a criticar, al contrario yo defiendo que las playas venezolanas son tan maravillosas que si Venezuela tuviese una infraestructura turística apta para recibir internacionales en todo el territorio (no solo en Margarita, Los Roques y Mochima) no necesitariamos del petróleo para tantas cosas.

En esto pensaba yo cuando regresaba en el carro de una amga que nos invitó a conocer Blokhus una de las muchas playas que la gente usa aquí para veranear. Aquí un video de una playa en la costa oeste de Dinamarca, de fecha indeterminada.

Amor imposible

Siempre tuve la oportunidad de ir a muchas playas y es porque tengo un papá que sólo le faltan aletas y branquias para ser escualo y una mamá de raíces afincadas en el oriente del país (“muchiah-cho!”). Así que de niña y adolescente visité muchísimas zonas de playa al alcance o escondidas. Sólo dejé de ir a las playas de la costa Oeste de Falcón, Los Roques y La Tortuga y como a Margarita fui muy pequeña podemos decir que no la conozco. Conocí muchísimas playas del Estado Sucre, Anzoátegui, Miranda, Vargas y Falcón, Morrocoy y Los Cayos eran nuestro refugio habitual.

No tenía uso de razón cuando ya me montaban en mi bote de goma, chapaletas y salvavidas de patico en La Guaira e Higuerote. No recuerdo literalmente la primera vez que fui a la playa porque empecé a ir de bebé . Es decir que en mi niñez y adolescencia como muchos venezolanos estuvo llena de las siguientes imágenes: guacucos, castillos de arena, pescado frito,  chapaletas, cangrejos, caracoles, carpa de playa, cena de arepas hechas con fogata, balsas de goma, hervido de pescado en la playa, lancha, sandwiches de diablito con arena, repelente de mosquitos, agua mala, pulpo, coral, pelota nivea y mucha arena en el carro el lunes por la mañana, entre otros. Mientras fui niña, yo me divertía mucho, pero ya empezaba a notar que mis primitos no usaban tantas cremas fastidiosas ni tenían que jugar bajo la sombrilla o ponerse franelas con aquel calor “para que no te quemes mi amor”.

Con el tiempo entendí lo que pasaba. El sol iba a ser mi calvario siempre, yo le decía de cariño “sol de mierda”. Muchas quemaduras, algunas insolaciones,  dolor e incomodidad para los demás, me hicieron aprender.

Broncearse un fin de semana de playa era un despropósito.  Además tanta crema mezclada con repelente de mosquitos formaba una película desagradable y pastosa en toda mi piel que junto con la brisa y la arena me convertían en un pechuga empanizada ambulante y de paso cruda por lo pálida. Me quedaba el placer de bucear, pero no mucho rato para no quedar blanca por un lado y roja por otro, estilo bocadillo de guayaba y leche.

Con el tiempo dejé de ir a la playa por varias razones pero sobretodo por la relación sacrificio vs. diversión que me perturbaba cada vez que entraba en contacto con las calientes arenas, en fin que un sentimiento de amor-odio con la playa me marcó siempre.

Estando en la universidad, y más aún en Mérida, para mis amigos era un acto de aventura, rebeldía e independencia ir a la playa a encontrar novi@ de un día, emborracharse y broncearse. Yo declinaba todas las invitaciones. Ninguna playa que además ya yo conocía bastantes podía con mi complejo de gordura y palidez, la esclavitud que imponía el Sol y el precio en metálico, además para estar condenada a ser la Nerd llena de crema, sudando bajo una palmera mientras los demás se divierten a cielo abierto morenos y felíces.

Después vino la tragedia de Vargas que cambió radicalmente ciertas costumbres de los amantes de la playa. Ir a las playas de Morrocoy o de Oriente era una lucha por un puestico en la arena y luego con nuestra loca, loca economía empezó a hacerse costoso el viajecito a Margarita o una estancia en Puerto La Cruz.

Para rematar, en los años previos a mi viaje a Dinamarca, tuve la desdicha de conocer (o confirmar mis sospechas)  sobre el mal funcionamiento o inexistente infraestructura de aguas negras de los pueblos adyacentes a las playas de La Guaira y Miranda, es decir donde uno se baña, (salvo por honrosas y muy contadas excepciones que contaban con plantas de tratamiento de aguas negras).  Es decir, usted pregunte primero dónde están las plantas de tratamiento del pueblo al lado de la playa y  le aseguro que sus opciones de baño saludable se minimizarán tanto que tendrá que pagarse su cabaña en Morrocoy, Mochima o Margarita o ahorrar mucho para poder pagarse un viajecito en dólares a Los Roques o a La Tortuga. Por otro lado esta la inseguridad que va en aumento obligando a la gente a montar una operación comando para que no les roben el carro.

La reconciliación

Quizás estando en un ambiente donde el sol es menos feroz, en donde todo el mundo luce como un “tequeño crudo” sin complejos, en donde no te roban tus cosas si las dejas en la arena para ir mojarte los pies, con cierta añoranza por Venezuela, y un poco desesperados por la venida del invierno, ir a la playa me resulte menos traumático. Extrañé sin embargo los carros a todo volumen con melodías de reggaetón o salsa no por que me guste, si no porque mi recuerdo más recurrente de la playa era el ambiente de fiesta “a juro” (a la fuerza) que necesariamente tenía que destrozarte los tímpanos. Aquí también ponen música, menos alto y mas lejos de la playa pero igual de malo, tonto y ruidoso. Para eso siempre vienen al rescate a Los Amigos Invisibles en un mp3.

Blokhus, Dinamarca a 30min de Aalborg

Blokhus, Dinamarca a 30min de Aalborg

Finalmente revisando videos de Venezuela para compartir con mis amigas europeas fascinadas con las playas, pensaba que los venezolanos a veces nos ufanamos hablando del montón de playas unicas que tenemos en el país y haciéndole asco a las europeas y gringas pero en el fondo debemos reconocer que las nuestras podrían(deberían) estar mucho mejor.

Nuestro ambiente paradisiaco es siempre perturbado por nuestra desidia y creencia de que todo lo que nos ofrece el país nos lo merecemos de gratis, y siempre hay otro para cuidarlo.

No se trata de pedirle a la gente que haga “un esfuercito” y que con su “bolivita” por entrar se pueda pagar un Planta de Tratamiento, o un grupo de seguridad, un buen salvavidas o pequeñas medidas que hagan de todas las playas de Venezuela aptas para un turismo local civilizado, se trata de que la gente aprenda a exigirlo.

Para empezar todas las playas deberían tener un mínimo de salubridad no es posible que la gente siga bañandose en Chirimena, Cuyagua e Higuerote sin preguntarse dónde botará el pueblo sus aguas negras. Igualmente triste es la conformidad con la que la gente se toma la inseguridad y finalmente, no es posible que la gente siga ensuciando las playas a mansalva, habría que alquilar un alemán en cada playa que se dedique a perseguir bañistas cerdos y si es posible que les grite en alemán que más miedo da.

Cuando viaje a visitar Venezuela en un futuro, espero tener dinero suficiente para visitar Los Roques, mientras trataré de soñar con que algún día pronto podamos tener un turismo al nivel que se merece nuestra naturaleza con toda la organización y civismo de aquí pero con la cordialidad y la calidez de allá.